La Consolación en el Mundo

En 1858 María Rosa Molas i Vallvé fundó la Congregación de Hermanas de Nuestra Señora de la Consolación. Desde esa fecha hasta nuestros días, las hermanas de la Consolación y su carisma de “CONSOLAR” se han extendido a lo largo del mundo. Las hermanas de la Consolación y los laicos vinculados a la familia de la Consolación somos el rostro humano del carisma que el Espíritu regaló a María Rosa.

Para la Familia Consolación son vigentes las palabras del profeta Isaías: “Consolad, consolad a mi pueblo, dice vuestro Dios” Is. 40.

La Consolación está presente hoy en cuatro continentes, donde el carisma se hace presente a través de la educación, la sanidad y obras sociales, ayuda a la iglesia local y centros de espiritualidad.

 

 En Europa

Nos encontramos en España, Italia, Portugal y Eslovaquia.

Somos consolación:

        

-      En el mundo de la enfermedad y el dolor en tres hospitales y en  ocho residencias geriátricas.

-      Atendiendo las diferentes situaciones de marginación de la mujer en cuatro centros sociales.

-      Ofreciendo una educación cristiana y de calidad a niños y jóvenes en diecisiete colegios y  en dos residencias universitarias.

-    En otras actividades pastorales en parroquias y en tres casas de espiritualidad.


En  América

Las hermanas de la Consolación llegan a Venezuela en el año 1924 y, a partir de este momento, la Congregación inicia su expansión en el continente latinoamericano.

En la actualidad estamos presentes en ocho países: Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Ecuador, México, Perú y Venezuela.

 

-      Atendemos la educación cristiana en quince escuelas y en una residencia universitaria. En algunas escuelas, a través de comedores infantiles y actividades de promoción humana.

-      Dos residencias geriátricas, un hogar para niños discapacitados y otros dos para niños huérfanos o en situación de riesgo, un Cotolengo que acoge disminuidos físicos y psíquicos y cuatro centros de actividades sociales diversos, son la presencia de nuestro carisma en el mundo de la marginación y del dolor.

-      Colaboramos en actividades pastorales en las diócesis y parroquias en cinco comunidades creadas con esta finalidad.

-      Ofrecemos nuestro servicio en dos casa de espiritualidad para los que buscan  encontrarse con el Señor.

 

En África

Las hermanas llegan a África el año 1973. La primera comunidad se instala en Burkina Faso. En el año 1993 se establecen en Mozambique, en 1998 en Togo y en 2008 en Costa de Marfil.

-      En Burkina Faso se trabaja en centros educativos y de promoción social, especialmente de la mujer; se atiende a los niños y se realiza catequesis a los pueblos.

-      En Togo se trabaja en un hospital y se promueve la inserción de las mujeres.

-      En Costa de Marfil, las hermanas en proceso de formación adquieren los conocimientos necesarios para el buen desarrollo del servicio apostólico.

-      En Mozambique, se educa y se promueve la infancia y la juventud.


En Asia

En este inmenso continente, tan rico en tradiciones, las hermanas, con una pequeña presencia pero significativa para el servicio de caridad y de esperanza que aportamos, sembramos la Consolación.

Cinco comunidades en todo el continente: dos en Corea del Sur; dos en Filipinas, en Manila y en Cebú, y una en Myanmar.

En estas comunidades la acción pastoral va dirigida a los jóvenes, niños y ancianos, en una presencia de servicio y de clara opción por extender el evangelio de Cristo, Buena Noticia que se concreta en cada comunidad y en cada hermana de la Consolación encarnadas en este continente asiático.

Para más información podéis visitar la página de la Congregación:  

              http://www.consolacion.org