La Consolación en Benicarló

Historia del centro

El 1 de febrero de 1876 María Rosa Molas abría en Benicarló la última de sus fundaciones: un colegio

Las clases se vieron enseguida muy concurridas.

El colegio se estableció primeramente en una casa de la calle San Antonio, luego pasó a la calle San Joaquín y, después, a la plaza de San Bartolomé, frente a la iglesia parroquial.

Los acontecimientos dolorosos que tuvieron lugar al iniciarse la guerra civil en julio del 36, interrumpieron la marcha del colegio. Las hermanas fueron expulsadas y tuvieron que buscar refugio en el Asilo, donde las hermanas seguían atendiendo a los ancianos allí recogidos. Se les permitió permanecer solamente unos días hasta marchar con sus respectivas familias.

Con mucha cortesía los rojos pidieron a las hermanas las llaves de la casa, manifestándoles gran interés por conservar lo que había en ella, pero nada más tomar posesión de la misma, las imágenes y objetos religiosos fueron destrozados y quemados en la hoguera. A los pocos días la casa quedó transformada en cárcel, a donde fueron a parar los vecinos que eran detenidos.

Con la entrada de las fuerzas nacionales en Benicarló, el 15 de abril de 1938, viernes santo, se abre una nueva etapa en la marcha del colegio. Al conocerse la noticia, las hermanas reclamaron la casa como propiedad de la Congregación y se iniciaron los trabajos para reanudar las clases.

En 1965 se compró un nuevo solar en la Avda. Cataluña, ya que el actual se estaba quedando pequeño. El 8 de enero de 1968 se impartieron ya clases en el pabellón recién terminado.

El colegio de Benicarló ha gozado desde su fundación de un gran prestigio entre la población. Generaciones de alumnos han pasado por sus aulas, donde han adquirido una cultura, una preparación para la vida y el sentido cristiano de la existencia. Las hermanas han trabajado siempre activamente por transmitir a los alumnos y a sus familias los verdaderos valores humanos y cristianos.

En la actualidad somos un centro educativo concertado, cuya titularidad ostentan las Hermanas de la Consolación.

Etapas Educativas: Infantil y Primaria.

 

Enseñanzas de Régimen General:

- Educación Especial: 2 unidades de Pedagogía Terapéutica.

- Educación Infantil (2º Ciclo): 9 unidades.

- Educación Primaria: 24 unidades.


Al finalizar ésta última etapa educativa, a efectos de  escolarización nuestro alumnado continúa su formación en la ESO en el Centro La Salle de nuestra ciudad, al que estamos adscritos.

Apostamos por la mejora en línea de calidad educativa a través de:

- Sistemas de gestión de Calidad (aplicación del Modelo EFQM),

- Programas Lingüísticos:

E. Infantil y E. Primaria (1º-2º):

Programa Educación Plurilingüe e intercultural.

 E. Primaria (3º - 6º):

PPEV (Programa Plurilingüe de enseñanza en valenciano)

PPEC (Programa Plurilingüe de enseñanza en castellano)

- Aulas con recursos tecnológicos (pizarra digital, equipo de sonido, ordenador aula)

-   Plan de Pastoral Educativa,

- Plan de Formación Permanente del Profesorado que potencie la renovación   e impulso de nuevas metodologías.

Estamos comprometidos en fomentar y transmitir los valores contemplados en nuestro Proyecto Educativo para llegar a ser reconocidos como una institución que persigue, desde la formación integral de nuestro alumnado, la calidad educativa.

Como centro educativo formamos parte de la red de Centros de Calidad de la Comunidad Valenciana, con el reconocimiento por parte del IVECE (Memoria Nivel III).

Contamos con un gran Equipo de Recursos Humanos ( Claustro de Profesores, Personal de Administración y Servicios, Personal de Actividades extraescolares y complementarias, y Comunidad Religiosa de hermanas de la Consolación) que nos permite llevar adelante nuestro proyecto Educativo, en línea de Misión Compartida.

Impulsamos además la participación en proyectos solidarios y de los propios de la familia consolacionista que nos permitan crecer juntos a nivel humano y cristiano, a través de: ONG Delwende “ Al Servicio de la Vida”, Asociación de Padres y Madres de Alumn@s, Movimiento Infantil Consolación, Movimiento Consolación para el Mundo, y Asociación de Exalumn@s.

 

Identidad

Para dar respuesta al derecho básico que toda persona tiene a la educación, los colegios de la Consolación, insertos en la Misión evangelizadora de la Iglesia proponen una alternativa educativa inspirada en el Evangelio.

El Carácter Propio de los colegios de las Hermanas de la Consolación nos identifica en medio de la sociedad como colegios católicos, que desarrollan una tarea humanizadora y evangelizadora, atendiendo las orientaciones de la Iglesia, los principios pedagógicos y el estilo educativo de Santa María Rosa Molas i Vallvé, nuestra fundadora.


Ø Ofrecemos a las familias una educación que se fundamenta en los valores cristianos de la bondad, la sencillez, la alegría, la valoración de lo positivo y la gratuidad.

Ø Entendemos la educación como un proceso que educa personas y que busca su crecimiento total.

Ø Nuestros recursos, programas y servicios buscan, a la vez, el equilibrio físico y psíquico de nuestros alumnos.

Ø Conscientes de la dimensión ética y religiosa de la cultura y de su valor, nos esforzamos por ayudar a los alumnos a apreciar los valores morales y a provocar una respuesta personal.

Ø Educamos en el respeto a la vida, a la justicia, a la solidaridad y la fraternidad que nos lleva a un compromiso por la verdad, el esfuerzo, la paz, el rechazo de toda violencia, el espíritu de servicio, la acogida y la atención al más necesitado.

Ø Mediante la transmisión de la cultura y el trabajo sistemático y coherente preparamos a los alumnos para autodeterminarse en la vida y actuar con creatividad y responsabilidad.

Ø Pretendemos educar en la libertad responsable que ayuda a los alumnos a tomar decisiones con espíritu crítico.

En definitiva, queremos como colegios católicos, vivir la consecución de los objetivos que proponemos, con una visión coherente del mundo presente que nos lleva, a través de la educación al anuncio explícito de Jesús de Nazaret.